La homosexualidad en la Iglesia Católica

Bien lectores, esto se pondrá incomodo.

Como a cualquier católico, me han enseñado que debes de amar a Dios sobre todas las cosas y luego amar a tu prójimo como a ti mismo. Pero parece que gran parte de mi religión rechaza a una parte de la sociedad que son los homosexuales (o gays), y me pregunto ¿Entonces por qué mi religión habla del enorme amor de Dios sobre toda la humanidad, pero te mandaría al infierno si fueras gay y tuvieras una pareja?

En realidad no funciona así, no del todo, “La Iglesia también distingue entre la inclinación homosexual (u homosexualidad) y la actividad homosexual (u homosexualismo), enseñando que la primera no es pecado en sí misma, aunque inclina a actos que sí lo son.”(1) Aún así, la Iglesia ve a la homosexualidad como un desorden y algo que debería de ser corregido (cosa que llega a ofender a muchas personas y llegan a catalogar a la Iglesia como el malo del cuento); aunque eso no significa que la Iglesia odie o discrimine de manera brutal a nuestros hermanos homosexuales, ya que la Iglesia sigue el ejemplo y la enseñanza del mismo Cristo que condena al pecado, pero trata con misericordia al pecador.

Viendo que estamos en lo que la cultura americana se llama “Pride Month” (Mes del Orgullo), que viene siendo un mes dedicado a las personas pertenecientes a la comunidad LGTB para concientizar a la población de su lucha por sus derechos como comunidad, mostrar su integridad como parte de esta comunidad y celebrar su sexualidad, he decidido que sería bueno examinar las posiciones de la Iglesia Católica respecto a la homosexual.

Por lo que he visto, hay dos posturas muy fuertes dentro de la Iglesia: la que se basa por completo bajo los lineamientos que establece el catecismo y la tradición; y la que busca mayor inclusión para nuestros hermanos homosexuales en la Iglesia.

Empezaré con la más estricta y conservadora de estas facciones. Esta parte de la Iglesia piensa que la otra parte (la más liberal) esta mal al tratar de abrir las puertas a una forma de pensamiento más abierta acerca de la homosexualidad. Ellos afirman que esta apertura liberal corrompe las mentes y almas de la población. Además, critican que la propaganda hecha por los católicos en favor de la comunidad LGTB esté basada en “amor e igualdad”, cuando Ellos creen que en realidad solo siguen la agenda política de los liberales (la cual según ellos, trata de normalizar este tipo de relaciones y de demonizar a aquellos católicos fieles que se atrevan a levantar la voz). De lo que Ellos en verdad están en contra es del acto homosexual entre estas parejas y llamarlo “amor” cuando desde su punto de vista no es más que sodomía [en términos religiosos se puede definir como “determinados comportamientos sexuales, históricamente utilizado para describir el acto del sexo anal u oral entre personas del mismo sexo y demás prácticas homosexuales.“(2)]. Por consiguiente, ven a la comunidad LGTB  como un movimiento que se trata enteramente de “satisfacción sexual”, que es una lucha por una causa, y esa causa vendría siendo tener sexo ilícito e inmoral protegido por la ley y forzar a aceptarlo a quienes no están de acuerdo, sobre todo a nivel moral. Estas personas piensan que muchos de los casos que han pasado con respecto a los escándalos sexuales ocurridos en la Iglesia han sido perpetrados por personas homosexuales en el clérigo y que homosexuales o simpatizantes de ellos en altos cargos eclesiásticos cubren estos delitos y manchan la imagen de la Iglesia Católica; Por consiguiente, creen que los homosexuales no pertenecen en el clérigo.(3)

Viendo ahora la visión más liberal de la Iglesia, aunque más que nada esta visión nace de los fieles que ven con cierto desagrado algunas prácticas de la tradición y las enseñanzas del catecismo. Germán Urra Gonzáles, un profesor de historia chileno se hace esta pregunta en una pagina de Internet: ” ¿Cuál es la posición de la Iglesia frente a aquellos cristianos homosexuales que consideran el acto sexual homosexual como una expresión de amor al igual que en la pareja heterosexual? ” a lo que el mismo se responde: La respuesta la podemos encontrar, quizás, en palabras del ex papa Benedicto XVI dichas a los  jóvenes en Malta: “Dios ama a cada uno de nosotros con una profundidad y una intensidad que no podemos ni siquiera imaginar. Él nos conoce íntimamente, conoce cada una de nuestras capacidades y cada uno de nuestros errores. (…) Dios no rechaza a nadie, y la Iglesia tampoco rechaza a nadie”. (4) Una de las figuras más notorias de la posición abierta hacia los homosexuales en la Iglesia es el Padre James Martin. A Él se le considera como un puente de unión entre la Iglesia y las personas católicas que se identifican como LGTB. En su pensar, se debe de construir una unión basada en el Evangelio entre la Iglesia Institucional (padres, obispos, etcétera) y los católicos LGTB; al mismo tiempo en que la Iglesia debe de tratar a las personas LGTB con “respeto, compasión y delicadeza”, las personas LGTB deben de responder recíprocamente a los líderes eclesiásticos. Al contrario de la posición conservadora, esta posición que defiende el Padre James, piensa que católicos homosexuales, si se sienten llamados a ser sacerdotes, deberían de hacerlo, pues en sus palabras “¿cómo podemos eliminar a las personas que intentan seguir el llamado de Dios en sus vidas?“. Uno de los argumentos más fuertes de esta corriente es la famosa frase que dijo el Papa Francisco al referirse a los homosexuales “Si una persona es homosexual y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?“. el Padre James piensa que a aquellos cristianos que quisieran ser más abiertos al grupo LGTB, deberían de “aprender a conocer y escuchar a estas personas y a conocerlas como hermanos y hermanas, como amigos. A continuación, hay que recordar que Jesús fue primero en ver como se sentían los marginados por la sociedad en Galilea y Judea en el siglo I: el samaritano, el publicano, el leproso … No hay personas más marginadas que las LGBT en la Iglesia hoy.” Esta facción ve a la conservadora como una mala parte de la Iglesia, una parte que debe de evolucionar y ser más abierta a los homosexuales, por consiguiente ve a la parte conservadora como homófoba y cerrada al cambio y a su pueblo, aunque sigue desaprobando en gran medida el “acto homosexual“. (5)

Quizás debería de nombrar la razón que me llevó a escribir este post en primer lugar, siendo esta razón la historia de Patrick Gothman: un hombre católico gay que, al seguir la doctrina de la Iglesia, intentó los caminos que ésta ofrecía a las personas como él, siendo: Convertirse en sacerdote, convertirse en monje, o estar soltero de por vida, estando célibe (total abstinencia sexual) en cualquier caso y siendo un requerimiento. A lo largo de su historia, vi que intentaba ser feliz al seguir los cánones de la Iglesia, pero a la vez el se sentía solo, (se sentía perseguido, con miedo a decir quien era él en realidad.) y definitivamente podía decir que las prescripciones de la Iglesia a las vidas homosexuales no siempre funcionaban, abordándolo desde su propia experiencia. Él concluye su relato con su deseo de que su vida sirviera de ejemplo y cambiara algo en la Iglesia para que personas como él (en especial niños y adolescentes) no se odien  y se amen así como son, y termina con una analogía de un pasaje de la Biblia en el que una mujer extranjera pide comida para su hijo, a lo que Jesús  responde que “la comida es hecha para los niños (pueblo judío), no los perros (extranjeros); a lo que la mujer responde “incluso los perros pueden comer lo que cae de la mesa”. Él concluye diciendo “A la comunidad católica, ¿compartirán lo que tienen? porque ustedes tienen en su mesa algo mejor que la vergüenza, silencio y soledad de la que tratamos de sobrevivir. ¿Compartirán dignidad?, ¿Compartirán amor?, ¿Compartirán matrimonio? Porque pueden. Manténganos vivos. Porque pueden.”(6)

Para finalizar este post, quisiera dar mi conclusión y actual punto de vista. He visto los argumentos e ideas generales de ambas posiciones; en mi opinión, todos debemos de respetarnos a pesar de nuestras diferentes formas de pensar. Considero que los conservadores pueden estar equivocados en muchas cosas, pues el mensaje de Jesús fue de “amarse los unos a los otros como Yo los he amado”, y de siempre ver al perseguido y al necesitado con misericordia. Aunque comparto con ellos el pensamiento de que mucha propaganda pro-LGTB está siendo usada de manera incorrecta, al impulsar una agenda, en mi opinión muy agresiva hacia quien se atreva a contradecirlos, y también  considero que mucho de lo que rodea al movimiento LGTB esta lleno de libertinaje sexual. En lo que concuerdo y respeto al movimiento LGTB es su lucha por la inclusión y disminuir el rechazo, la persecución y la discriminación hacia las personas por ser como son, además de concientizar a la sociedad de sus problemas y la falta de derechos humanos que se viven en algunos países, sobre todo en Medio Oriente y África, que ser homosexual es considerado un delito condenado con la muerte. Y en lo que estoy a favor en el lado liberal, es sobre todo el mensaje de inclusión y el mostrar la mejor cara que nuestra religión puede mostrar, la mejor cara que un humano puede mostrar. La cara de la misericordia y el amor al prójimo.

En verdad espero que, como dijo Patrick Gothman, algún día cualquier persona LGTB católica (y no católica) pueda verse como es y amarse así, sin temor al rechazo de un miembro de tu misma familia, escuela, religión, sociedad, etcétera. Y que toda persona en el mundo sepa que Dios ama a quien cree en Él y sigue sus mandamientos, que por Jesucristo se concentraron en dos: “Amarás a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo“.

 

Bibliografía

(1) https://www.aciprensa.com/Familia/homosex-catolicis.htm

(2) https://es.wikipedia.org/wiki/Sodom%C3%ADa

(3) Todo el punto de vista anti-liberal lo saqué del siguiente vídeo (y si representa fielmente lo que esta posición piensa): https://www.youtube.com/watch?v=wbpOs70H9Sk

(4) https://www.elquintopoder.cl/religion/la-homosexualidad-y-la-vision-de-la-iglesia-catolica/

(5) http://www.settimananews.it/societa/p-martin-dio-ama-anche-gay-lesbiche/ Versión traducida por mí: eltinteroylaplumasite.files.wordpress.com/…/traduccic3b3n-por-google-de-la-entrevista-al-padre-james.docx

(6) https://medium.com/reaching-out/gay-and-catholic-30f7755a4726

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s